Pólipos en el intestino: los primeros síntomas y manifestaciones, tratamiento

El cuerpo humano se actualiza constantemente, a menudo aparecen neoplasias que no son directamente dañinas, pero que no son naturales desde el punto de vista de la fisiología. Las formas benignas de crecimiento pueden interferir principalmente con la vida normal.

¿Qué son los pólipos en el intestino?

Los pólipos son una patología benigna que afecta la luz del intestino u otros órganos huecos. Representan un tipo de tumor (acumulación de células) de tamaños pequeños, que está unido por una pierna o una base ancha a los tejidos y sobresale hacia la cavidad intestinal. Tal formación es característica de cualquier edad, especialmente en pacientes que heredan poliposis intestinal.

¿Qué causa los pólipos en los intestinos?

La poliposis (código ICD 10 - D12) se refiere a enfermedades con una etiología no diagnosticada (ocurrencia). Esto significa que la medicina moderna aún no puede determinar la causa de la aparición de neoplasias en el intestino. Hay tres teorías que explican la aparición de neoplasias, pero ninguna de ellas está probada. Cada uno de ellos tiene una base científica, pero considera solo uno de los factores clave de la poliposis:

  1. Teoría inflamatoria. Las formaciones son una etapa intermedia entre un tumor canceroso y un proceso inflamatorio local de un órgano, mientras que son una formación benigna.
  2. La teoría disregenerativa afirma que la enfermedad es una violación o un desencadenamiento accidental demasiado frecuente del proceso de regeneración de las células dañadas, lo que conduce a un aumento en el crecimiento en este lugar.
  3. Teoría embrionaria. Afirma que el desarrollo embrionario patológico de las membranas mucosas debido a trauma o inflamación estuvo involucrado en la aparición de tumores.

Un enfoque diferente de la causa raíz no contradice el hecho de que las causas de la formación de pólipos en el intestino son las siguientes (con lo que la mayoría de los expertos están de acuerdo):

  • predisposición genética (factor hereditario);
  • dieta inadecuada con el predominio de grasas animales, carbohidratos;
  • estilo de vida sedentario;
  • enfermedad por reflujo
  • patología de los intestinos.

Síntomas de pólipos en el intestino en adultos.

El pólipo del recto, como el pólipo del colon, en la mayoría de los casos clínicos no está determinado, no tiene síntomas especiales. El tratamiento es muy difícil de comenzar a tiempo. A menudo, la terapia comienza con una forma desarrollada. Los síntomas de pólipos en el intestino en el complejo pueden hacerle pensar en ir al médico. Con manifestaciones comunes de una posible enfermedad, debe consultar a un especialista. Los signos de la enfermedad son los siguientes:

  • incomodidad en el abdomen con dolor severo;
  • deposiciones problemáticas e incómodas;
  • la presencia de sangre, moco en las heces;
  • micción frecuente;
  • heces sueltas intermitentes;
  • alternancia de estreñimiento, obstrucción, diarrea;
  • dolor abdominal, vómitos, picazón, ardor en el canal anal, aparición de bandas de moco en las heces (típico de la poliposis del colon).

Síntomas de pólipos en el intestino en niños.

El niño solo no puede determinar la presencia de la enfermedad por sí solo, por lo que los padres deben controlar la salud de los niños. Los principales signos de pólipos en los intestinos en los niños son los mismos que en los pacientes adultos. Con heces problemáticas o la aparición de masas de sangre en las heces de un niño, debe mostrarle al médico. Los pacientes jóvenes tienen varios tipos de educación:

  1. Pólipos juveniles. Formado en 3-6 años, la mayoría se resuelve por sí solo sin consecuencias.
  2. Poliposis linfoide. El desarrollo de la enfermedad ocurre desde los seis meses hasta la pubertad. Los procesos primarios se forman a la edad de 1-3 años. Esta forma está sujeta a un tratamiento obligatorio debido al peligro de patologías, sangrado, molestias constantes, problemas con las deposiciones.
  3. Síndrome de Peitz-Egers. La enfermedad es principalmente hereditaria. Las formaciones se localizan en el intestino delgado o en el recto. Desarrollo a largo plazo, una perspectiva positiva no cancela el tratamiento obligatorio.
  4. Poliposis adenomatosa (poliposis familiar de colon). Crecimiento masivo de formaciones a 3.000 unidades de volúmenes desiguales, que tienden a ser malignos.
  5. Síndrome de Gardner Poliposis múltiple en la localización de neoplasias no solo en el intestino, sino también en el estómago (formaciones hiperplásicas), la glándula tiroides.

Tipos de pólipos en el intestino.

Dependiendo de la localización en el cuerpo, la clasificación endoscópica moderna de pólipos distingue los siguientes tipos:

  1. Juvenil Una forma infantil de la enfermedad que afecta los tejidos mucosos del recto. Parece un racimo de uvas con una superficie lisa (pólipo en la pierna). Tales formaciones no se desarrollan en formas malignas.
  2. Hiperplásico Formaciones en forma de cono de pequeño tamaño (2-4 mm). Incluso con una gran cantidad, aparecen como un engrosamiento de la mucosa intestinal. Muy rara vez entra en cáncer.
  3. Glandular La forma más común de la enfermedad, el segundo nombre es pólipos adenomatosos. La formación de una forma redonda, con un gran aumento de más de 2 cm en un 50%, produce malignidad.
  4. Velo: ambos del mismo nombre y velloso glandular. Tales pólipos hiperplásicos tienen una alfombra o forma anudada, se encuentran en una base ancha. Se localizan en el recto y el colon sigmoide. En el 90% de los casos, cambian a forma oncológica.

¿Puede un pólipo convertirse en cáncer?

Esta pregunta la hacen casi todos los pacientes que se enfrentan a la identificación de pólipos. Aunque la educación en sí misma es benigna, tiende a degenerarse: todo depende de la edad, el sexo y la localización de las formaciones del paciente. Arriba había grupos de riesgo aproximados con una probabilidad de resultado de cáncer para varios tipos de neoplasias.

Para diferentes ubicaciones, la degeneración de pólipos en cáncer se predice de la siguiente manera:

  1. Cáncer del pólipo del estómago. Es extremadamente difícil de diagnosticar, porque los síntomas tienen signos de úlcera péptica. El adenocarcinoma de estómago sugiere que solo el 5-15% de los pacientes viven más de 5 años. Solo el diagnóstico oportuno y la extirpación completa del tumor en una etapa temprana brinda una alta probabilidad de un resultado positivo.
  2. Neoplasias en el útero. Su formación proviene del crecimiento excesivo de tejido uterino. En la mayoría de los casos, no conllevan un peligro, pero en las mujeres después de 50 años, la probabilidad de la transformación de la poliposis en oncología aumenta considerablemente.

Toda otra localización de formaciones está en riesgo de degeneración en un tumor canceroso. Si se detecta poliposis, debe ser revisada regularmente por un especialista, respetando el ritmo de vida prescrito, si la eliminación de formaciones no es práctica. Lo principal es recordar que aumentar la probabilidad de transformación en oncología depende directamente del tamaño y la composición del cuerpo del apéndice.

Cómo identificar pólipos en los intestinos.

El diagnóstico de pólipos intestinales en la mayoría de los casos se lleva a cabo mediante colonoscopia. Este método examina incluso las secciones superiores del intestino, incluyendo eliminarlos si es necesario. Los métodos modernos también permiten el uso de tomografía computarizada o métodos de imágenes de resonancia nuclear para construir un modelo virtual del intestino sin inserción directa de la sonda en el intestino. Como se utilizan los métodos clásicos de detección durante el examen:

  • palpación del recto;
  • sigmoidoscopia;
  • irrigoscopia con la introducción de contraste (solución de bario);
  • biopsia, examen histológico.

Dieta para pólipos en los intestinos.

Para reducir el riesgo de desarrollar pólipos y su crecimiento con poliposis, se deben seguir algunas reglas nutricionales simples:

  1. Comer productos de quercetina y curcumina. El primer elemento es un bioflavanoide, que está contenido en cebollas amarillas y rojas, el segundo es un agente fitoquímico que está más presente en la cúrcuma. Su ingesta reduce a la mitad el número y el tamaño de las formaciones en seis meses.
  2. La nutrición para los pólipos del recto debe evitarse al máximo la presencia de grasas de origen animal.
  3. Ingesta normal y suficiente de vitamina D. Son ricos en pescado, yema de huevo, hígado y productos especialmente enriquecidos con ellos.
  4. Relación equilibrada de magnesio y calcio. La proporción debe ser 1: 2, pero se debe tener en cuenta la percepción individual de estos elementos por parte del cuerpo.

Como tratar pólipos intestinales

¿Cómo deshacerse de los pólipos en los intestinos? Cuando se detecta poliposis, la terapia conservadora o la medicina tradicional ya no serán de ayuda. El tratamiento de pólipos en el intestino se realiza solo quirúrgicamente. Hay varias opciones para la operación, la elección depende de la ubicación de la educación. Realizarlo endoscópicamente, transanalmente y en forma de colotomía. Independientemente del tipo de poliposis, su cuerpo está envenenado por histología.

¿Es necesario extirpar el pólipo?

Depende del médico decidir si eliminar los pólipos en el intestino. Poco depende del deseo del paciente. En el 90%, la elección es simple: la formación se elimina o se extirpa para evitar la patología, ya que solo las variedades juveniles de formaciones son propensas a la resorción. Dependiendo de la condición del paciente, el médico puede posponer la cirugía por un período indefinido y observar la dinámica de la enfermedad o su estancamiento.

Como remover un pólipo en los intestinos

Dependiendo de la ubicación y el número de formaciones, se recomienda uno de los siguientes métodos:

  • colotomía: extirpación de pólipos en el intestino a través de una incisión en la pared intestinal;
  • el uso de inhibidores de la bomba de protones;
  • gastroscopia
  • con malignidad severa de tumores vellosos, se realiza una operación abdominal radical debido al gran volumen del tumor.

Tratamiento de pólipos en el intestino con remedios caseros.

Es imposible curar por completo las causas de la poliposis con remedios caseros sin la medicina tradicional, pero las decocciones herbales son perfectas para normalizar la digestión y aliviar los síntomas de la enfermedad. La medicina herbal es buena para la prevención: evitará el desarrollo de la oncología. Lo principal es coordinar el tratamiento de los pólipos intestinales con remedios caseros con su médico.

Estas son algunas de las recetas más populares para tratar los síntomas:

  1. Milenrama, celidonia, hierba de San Juan y chaga en una cantidad de 1 cucharadita vierta agua hirviendo y deje reposar durante 20 minutos. Tomar medio vaso antes de las comidas.
  2. 3 cucharadas de bayas viburnum vierten agua hirviendo y dejan enfriar. Puede beber la bebida en lugar de té y antes de comer.
  3. Mezcle la miel y la raíz de rábano picante rallado en proporciones iguales. Tome 1 cucharadita con el estómago vacío todos los días.

Obtenga más información sobre cómo se usa chaga en oncología.

Tratamiento de celidonia de pólipos rectales

Las plantas medicinales se convierten en profilaxis para todo un complejo de enfermedades, y la poliposis en este caso no es una excepción. El tratamiento de pólipos intestinales con celidonia (especialmente en el recto y el intestino grueso) se realiza mejor con enemas. La receta más simple y efectiva es la siguiente: 2 partes de milenrama, 1 parte de celidonia y flores de caléndula se vierten con agua hirviendo y se dejan enfriar, colar el caldo, agregar aceite de maíz y agitar bien. Cómo tratar: inyectar 50 ml en el intestino vacío 2 veces al día.

Dieta después de la polipectomía intestinal

La nutrición después de la extirpación del pólipo intestinal debe ser equilibrada y cumplir con las recomendaciones del médico tratante. En la mayoría de los casos, tendrá que abandonar las grasas de la carne, el alcohol y fumar. Las verduras frescas, frutas, cereales, fibra, gluten, pescado y mariscos deben estar presentes en la dieta. Los productos de leche agria se llevan a los alimentos solo después de consultar con un nutricionista.

Descubra con más detalle qué tipo de dieta se necesita después de la cirugía intestinal.

Video: pólipos intestinales

Descubra cómo se diagnostica el cáncer de colon: los primeros síntomas de la enfermedad.

Atencion La información presentada en el artículo es solo orientativa. Los materiales del artículo no requieren un tratamiento independiente. Solo un médico calificado puede hacer un diagnóstico y dar recomendaciones para el tratamiento en función de las características individuales de un paciente en particular.