Mancha mongol en un bebé recién nacido: causas y significado

El color de piel antinatural es una pigmentación sagrada de color gris azulado. Tal anomalía es inherente a los recién nacidos de la raza mongoloide. Un niño nace con un nevo pigmentado congénito que desaparece en los primeros años de vida. Como tal, este fenómeno no es obligatorio. Sin embargo, es necesario consultar a un especialista para confirmar el diagnóstico.

¿Qué es un lugar mongol?

La anomalía recibió su nombre por el hecho de que más del 90% de los niños de la raza mongoloide nacen con este defecto. Según los estudios, los pueblos asiáticos son más propensos a las anomalías. Sin embargo, hay casos en que tal punto se observó en el 1% de los europeos. Otra desviación ocurre en la raza negra. La mancha mongol es una patología principalmente de los habitantes de Asia.

Las estadísticas muestran: cada 200 representante de los asiáticos tiene un gen especial que pertenece a su ancestro universal, que vivió en el siglo X. Los científicos llaman a la imperfección de manera diferente: la mancha de Genghis Khan. Según los estudios, más de 16 millones de personas de la raza mongoloide son descendientes del Gran Guerrero. En las personas, el significado de un defecto se interpreta como un signo de arriba. Debido a la localización en la piel cerca del sacro, el coxis, los especialistas se refieren a la formación como un "lugar sagrado".

La anomalía se ve como un sitio o áreas en la piel, cuyo color se asemeja a un hematoma (hematoma). La piel en la zona patogénica puede ser: azulada, negra, verde, azul. Las manchas de Mongolia en los recién nacidos son un tipo de nevo congénito asociado con el paso de melanina (pigmento de la piel) en la capa conectiva de la piel. La localización es siempre la misma. Este es el sacro, las caderas, rara vez la espalda.

Causas de ocurrencia

Dos capas interconectadas están en la piel de una persona. Lo profundo se llama dermis, y lo superficial se llama epidermis. Se sabe que la pigmentación de la piel se lleva a cabo a partir de la presencia de células pigmentarias en la epidermis - melanocitos. Estas células secretan un pigmento responsable del color de la piel. Sin embargo, el color de la piel está determinado solo por la funcionalidad de estas células, y no por su número.

En representantes de nacionalidades europeas, la melanina se forma debido a la influencia de los rayos ultravioleta. En personas de otras razas, el pigmento siempre se produce. El tono de la piel está predeterminado. Durante la formación embrionaria, el embrión migra los melanocitos a la epidermis desde el ectodermo. Los médicos creen que la anomalía es causada por lo incompleto de este proceso de migración de los melanocitos, que permanecen en la dermis. Es probable que el pigmento absorbido por ellos conduzca a la aparición de un defecto. Se desconocen las causas exactas de la mancha mongol.

La manifestación de la mancha mongol

La pigmentación aparece en los primeros días, desaparece por sí sola. A menudo, una mota permanece hasta 5 años o no pasa en absoluto. Los adultos no causan molestias. La mancha azul es una imperfección innata. El tono de la patología puede ser gris azulado o completamente cianótico. La manifestación clínica de la mancha mongol es ovalada, de forma redondeada. Cada caso es individual. El punto es de tamaño variable, al igual que la forma. Este hematoma falso puede cubrir el cuerpo en áreas (glúteos, glúteos, zona lumbar o piernas). En dermatología lo saben: la anomalía no se convierte en cáncer (oncología).

Diagnósticos

Un recién nacido con pigmentos no naturales en la piel debe mostrarse a un dermatólogo. El médico debe hacer un diagnóstico diferencial del defecto. Con la ayuda de dicho estudio dermatológico, un especialista distinguirá la patología de las enfermedades peligrosas y eliminará las suposiciones sobre un tumor probable. La diferenciación del cambio de otros nevos consiste en:

  • dermatoscopia
  • syakopia;
  • biopsias

¡Se requiere el diagnóstico de la mancha mongol! El médico ciertamente debe confirmar el presunto diagnóstico, porque la mancha puede ser peligrosa para el melanoma, convertirse en un problema e incluso una amenaza para la salud del bebé. Luego, el niño se registra con el oncólogo y el dermatólogo. Para estar seguro del diagnóstico propuesto, el médico (tanto un pediatra como un dermatólogo) puede ofrecer un examen histológico y una siascopia.

Previsión

Los dermatólogos no consideran esta desviación una enfermedad. Esta decoloración de la piel no necesita prevención ni tratamiento. El especialista en determinar el diagnóstico no prescribirá terapia, porque la educación desaparecerá por sí sola con el tiempo. El pronóstico para la mancha mongol es favorable. La desviación nunca vuelve a renacer después de la desaparición completa. Un niño con tal anormalidad se desarrolla normalmente.