Síntomas y tratamiento de una ruptura del menisco de la articulación de la rodilla sin cirugía ni cirugía.

Si no saltas, golpeas, te sientas prolongadamente o das un giro brusco, puedes lesionarte. La ruptura del menisco de la articulación de la rodilla es un tipo de daño común durante el esfuerzo físico elevado. Actuando como amortiguadores, estas placas de cartílago suavizan la fricción de los huesos de las piernas. Si el daño no se diagnostica a tiempo, la articulación de la rodilla se alterará constantemente, es posible que se presenten complicaciones en forma de destrucción. Es imposible determinar el tipo de lesión sin un médico.

¿Qué es una rotura de menisco?

Este problema lo enfrentan los atletas y las personas que llevan un estilo de vida activo. El menisco de la articulación de la rodilla es un amortiguador que consiste en cartílago. Durante el movimiento, se contrae. Hay dos capas cartilaginosas en la rodilla: la externa (lateral) y la interna (medial). Si se produce daño al segundo, el empalme es más difícil. Es difícil distinguir una brecha de un hematoma sin diagnóstico. El daño es traumático (con un movimiento brusco) y degenerativo (a partir de la edad). La parte arrancada del tejido cartilaginoso interfiere con la marcha, causando dolor.

Razones

Se produce una rotura de menisco con un giro descuidado en una pierna, en cuclillas prolongadas. La carga en este caso se vuelve alta, la capa cartilaginosa no puede hacer frente. Un menisco desgarrado no puede realizar sus funciones. Están en riesgo las personas obesas que realizan un trabajo físico duro, atletas en juegos de contacto (por ejemplo, jugadores de fútbol, ​​esquiadores, corredores, saltadores, patinadores). También incluye a quienes padecen enfermedades crónicas asociadas con trastornos circulatorios, metabolismo. Causas del daño:

  • fuerte carga en las rodillas;
  • salto infructuoso, sentadillas, movimientos descoordinados;
  • patear la pierna, cayendo sobre la costilla de la rótula;
  • procesos naturales de envejecimiento;
  • lesiones repetidas, contusiones crónicas: causan meniscopatía (forma crónica);
  • gota, microtrauma, intoxicación del cuerpo, reumatismo conducen a cambios degenerativos en el cartílago.

Síntomas

El daño del menisco se confunde fácilmente con otras enfermedades de la articulación de la rodilla. Los movimientos son limitados, se produce un dolor agudo. A veces se observa una recuperación imaginaria con recaídas periódicas. La rodilla afectada está muy hinchada. Si no rasga, pero daña levemente la capa en la articulación, se siente un clic. La lesión puede conducir a la compresión de la placa del cartílago, su separación de la cápsula, la presencia de daño transversal o longitudinal. Para confirmar el diagnóstico, es necesario someterse a ultrasonido, radiografía, resonancia magnética, tomografía computarizada. Los síntomas de una ruptura de menisco son los siguientes:

  • bloqueo de la articulación con restricción de movimiento;
  • la sensación de un objeto extraño debajo de la rótula;
  • se siente un rollo de cabezas de huesos;
  • primero, dolor agudo, que luego puede volverse habitual;
  • hinchazón debido al desarrollo de inflamación;
  • dolor creciente con trastornos circulatorios;
  • elevar la temperatura de la articulación dañada;
  • dolor al descender / subir escaleras.

Las consecuencias

El tratamiento adecuado de una ruptura del menisco de la articulación de la rodilla sin cirugía no tiene ningún efecto secundario negativo. Se recomienda limitar la actividad física para que la lesión no se repita. Tomará 2-3 meses para recuperarse. Para acelerar este proceso, se prescriben individualmente ejercicios de fisioterapia, fisioterapia y masajes. El tejido del cartílago después de las lesiones se desgasta más rápido, se desarrolla osteoporosis y artrosis.

Ruptura del menisco medial

Esta lesión es más común debido a la inactividad. La ruptura del menisco medial de la rodilla significa daño a la placa interna del cartílago, que se asemeja a la forma de la letra "C". La inactividad y el suministro de sangre deteriorado conducen al hecho de que tal lesión rara vez se elimina. La placa cartilaginosa interna no se puede curar con medicamentos; se debe aplicar una intervención quirúrgica. En forma de lesión hay: mosaico oblicuo, horizontal, longitudinalmente vertical, radialmente transversal.

Rotura del menisco lateral

La capa de cartílago externo es más móvil, es más difícil de dañar que la capa medial, porque está flojamente fijada a la cápsula articular. La resistencia a las cargas no fisiológicas es mayor. El daño debe ser tratado de manera integral. Si una ruptura del menisco interno de la articulación de la rodilla puede ocurrir por sí sola, entonces la lateral aparece en presencia de otros problemas, por ejemplo, lesión del ligamento cruzado.

Tratamiento del desgarro de menisco

El tipo de terapia está determinada por el grado de daño. Distinguir entre tratamiento conservador (no quirúrgico) y quirúrgico. La segunda opción es necesaria en ausencia de la capacidad de neutralizar el bloqueo de la articulación de la rodilla, con una forma crónica. El resultado del tratamiento depende de muchos factores: la edad del paciente, la presencia de meniscopatía, los procesos degenerativos y la zona de trauma. La provisión de primeros auxilios adecuados es importante:

  • inmovilización de la articulación de la rodilla: fijación de la pierna a una superficie dura;
  • se aplica una rodillera con frío para aliviar el edema; esto ayudará a estrechar los vasos y evitará que se acumule líquido;
  • Si el menisco se rasga, el dolor será insoportable la primera vez, es mejor administrar medicamentos que reduzcan estas sensaciones (diclofenaco, promedol, indometacina).

Ninguna operación

El bloqueo de la articulación de la rodilla se elimina por punción y eliminación de la sangre acumulada o derrame (líquido). El médico al que acudió con la presencia de daños realiza manipulaciones con el pie y la parte inferior de la pierna. Si no se elimina el bloqueo, se aplica una férula posterior a la pierna para garantizar la inmovilidad. La terapia conservadora para la ruptura del menisco consiste en ejercicios de fisioterapia, masajes, condroprotectores (restauran la estructura del tejido del cartílago). Se complementa con un curso de UHF que alivia la inflamación, anestesia y acelera la regeneración celular.

Quirúrgico

La cirugía es importante si hay un bloqueo repetido de la articulación de la rodilla, hemartrosis, aplastamiento del cartílago, con daño en el menisco del asta frontal y posterior, sin desplazamiento o con desplazamiento. Un traumatólogo después de diagnosticar y estudiar el grado de daño determina la escala de la operación. Se realiza para personas menores de 45 años que no experimentan procesos degenerativos en el cartílago. Los principales enfoques para el tratamiento quirúrgico:

  • meniscectomía: extirpación (parcial o completa): una operación dolorosa que conduce a la artritis;
  • La restauración de la placa del cartílago es una opción más suave para preservar la biomecánica de la articulación de la rodilla, realizada por:
    • fijaciones dentro de la articulación con fijadores en forma de flecha (no se necesitan incisiones);
    • trasplante con un aplastamiento completo de la capa cartilaginosa;
    • Artroscopia: se introduce una cámara (artroscopio) a través de una incisión, el espacio se sutura con suturas no absorbibles.
Atencion La información presentada en el artículo es solo orientativa. Los materiales del artículo no requieren un tratamiento independiente. Solo un médico calificado puede hacer un diagnóstico y dar recomendaciones para el tratamiento en función de las características individuales de un paciente en particular.